Cipion y lo inconsciente - Olga Mater

Olga Mater

CIPIÓN Y LO INCONSCIENTE

Lic. Máter Olga Mabel info@olgamater.com

 

“Cipión: (…) no solamente hablamos, sino en que hablamos con discurso”

Miguel Cervantes Saavedra – 1613 (1)

S. Freud a partir de los 13 años comenzó su amistad con E. Silberstein (1856 – 1925 ), con quien “pasaba todas las horas de que disponía fuera de clase. Estudiaron juntos el castellano, y crearon una mitología para uso propio y palabras de exclusiva pertenencia, en su mayor parte derivados de Cervantes”. (2) Amistad entre los jóvenes, junto a libros de diversos campos del conocimiento – literarios, filosóficos, mitológicos, políticos, etc. – entre otros autores Cervantes, de acuerdo a las reseñas de Ernst Jones (1961) y Louis Breger (2001), éste último expresa “crearon una “Academia Castellana” de la que eran los únicos miembros, y se habían puesto nombres tomados de los perros parlantes que había creado Cervantes, Freud era Escipión 1- el crítico, pedagógico e inteligente – y Silberstein era Berganza, su atrevido y charlatán amigo.” (3) Entre 1871 y 1881 ambos se enviaron una vasta correspondencia, “de las setenta cartas que contiene, – Correspondencia de Freud (1997)Tomo 1- 22 están enteramente escritas en castellano y 13 de forma parcial” y agrega el autor “Cipión y Berganza representan el diálogo interno que muchos adolescentes necesitan hacer por medio del amigo que “está siempre ahí” (4). S. Freud le escribe a Martha Bernays (1884) “se necesitaba al amigo para compartir la vida” (5); alude a su prometida acerca de la “Academia Castellana ó Española” de diferentes maneras: “Monteliebre como se llamerá 2 en I.p.d.I.A.E.3,S.S.S.4, entre otras. Amigos de la juventud, compañeros de estudios, secretos, libros, amores, consejos, diferencias, del Coloquio cervantino tiempos del siglo de oro español a fines de siglo XIX , época de divulgación de las teorías darwinianas, interrogantes filosóficos, teorías de heredodegeneración, junto a diferentes avances científicos; los amigos se escriben como “perros” señala “para el uso de los miembros de la A.E.” y éste es para ambos el “mayor título”, por cuanto para ellos Madrid significa, en éstos tiempos Berlín, el Hospital de Sevilla – en el cual se encuentran los personajes de la novela – Alemania; siendo que éstos convertidos en perros, hijos de una hechicera Montiela, por otra bruja Camacha, adquieren la capacidad de hablar con discurso y dialogan entre ambos – lenguaje que ambos comparten en sus líneas, dirijiéndose y saludándose de tal modo, entre Cipión y Berganza, Freud y Silberstein, diálogos que por correspondencia continuará con E. Fleischl von Marxow,luego con W. Fliess, sus discípulos y otros del entorno freudiano, correspondencia que se inicia en 1871 junto a Berganza y Cipión, señalando los albores de lo que a posteriori Freud edificará como método psicoanalítico. Años de juventud en que Cipión – Freud aún no ha desarrollado sus conceptualizaciones sobre lo inconsciente pero lee junto a su compañero las letras españolas en palabras de Berganza como: “que de cinco mil estudiantes que cursaban aquel año en la Universidad, los dos mil oían Medicina” y agrega “Infiero, o que estos dos mil médicos han de tener enfermos que curar (que sería harta plaga y mala ventura), o ellos se han de morir de hambre.” (6); ambos perros se hallan en un Hospital al momento del Coloquio y su invención, en la habitación de Campuzano un héroe que se ha contagiado una enfermedad venérea. Cervantes llamado “el príncipe de los ingenios” era hijo de un médico cirujano, real de los médicos necesitar enfermos, así como lo expresara Molière 6 en “El médico a palos” ó “El enfermo imaginario”. Medicina, biología, zoología, filosofía, literatura que atrae a ambos amigos lectores, es por Cipión que Cervantes dice: “vete a la lengua, que en ella consisten los mayores daños de la humana vida” (7). Animales irracionales, humanos con razón, – señalan ambos “perros” – junto a las lecturas del romanticismo del siglo XVIII quienes son “una reacción contra el predominio de la razón (…) predomina el sentimiento y la emoción “ (8), romanticismo alemán al cual se acercan mediante las letras de Juan Cristobal Federico Schiller (1759 – 1805), Juan Wolfgang Goethe7 ( 1749 – 1832); los franceses Alejandro Dumas (1803 – 1870), Alejandro Dumas (h) ( 1824 – 1895) mientras el primero ha escrito El conde de Montecristo, una de las lecturas freudianas de su juventud, el segundo La dama de las camelias; entre otros autores y obras que despertaron interés en Freud y que se advierte en el recorrido de su obra, y fundamentalmente en lo enigmático del inconsciente, y el descentramiento de la conciencia. Perros que dialogan sobre los valores e ideales humanos, trampas y conflictos,la humildad, la ambición, ociosidad, honestidad, de ¿qué es la filosofía?, los sueños, la mitología, la presencia de Ulises, la lectura de la novela latina de Apeluyo:El asno de oro, referencias a Jacob y Moisés, los romanos, la ley y sus fallas (9) – temáticas que retornaran en la pluma freudiana – Cipión y Berganza la lengua, el habla y el discurso humano como al expresar: “ pero no por esto dejemos de gozar de este bien de la habla que tenemos y de la excelencia tan grande de tener discurso humano” (10); del “dicho al hecho hay gran trecho”, sentidos que diferencia Cipión entre alegórico y literal. Ambos corresponsales apelan a recursos de la lengua señalando aspectos de su tiempo. De este modo Cervantes señala acerca de: la lengua, el habla, el lenguaje y el discurso, presencia – ausencia en dos perros hechizados, en 1613, y un real en cuanto no – todo puede ser dicho, Cipión no ha relatado su vida sólo en parte su compañero de charla Berganza, malentendidos mediantes entre ambos durante el coloquio. Tiempos de su juventud, albores de los comienzos de sus investigaciones, en 1871 cuando comienza la correspondencia con “Berganza”, J. M. Charcot (1825 – 1893) en Francia comienza a interesarse por la histeria, al poco tiempo reconocido internacionalmente, mientras en Viena a partir de 1876, se inicia Freud en las investigaciones junto a Brucke (1819 – 1892), después por tres años realiza actividades en el Hospital General de Viena, en 1883 – un año después al fallecimiento de Charles Darwin – trabaja como asistente con Meynert (1833 – 1892) y realiza artículos acerca de los efectos del uso de la cocaína, es en 18858 que acude a París por 19 semanas a las “Lecciones” del neurólogo francés, luego se hospeda en Berlín por tres semanas, se presenta a una institución por estudios al sector de pediatría, a su regreso comienza la atención privada, y el 25 de abril de 1886 dirige el departamento de neurología de la Steindglasse, primer instituto público para niños enfermos, dirigido por Max Kassowitz. En 1887 comienza a mantener correspondencia con W. Fliess – un nuevo coloquio de hospital hasta 1902 en que finaliza el diálogo y el hechizo. En 1888 comienzan los primeros trabajos de Freud acerca de los niños, originalidad que le pertenece, antes de comenzar en 1896 a edificar las bases del nuevo método, de éste modo se inicia la etapa pre-analítica del tratamiento con niños9. – Breve reseña de los primeros trabajos: (11) 1888. Sobre la hemianopsia en la primera infancia: se observa por primera vez a dos niños de 26 y 39 meses, que diagnostica “hemiplejías cerebrales de la infancia” no halladas hasta ese momento en niños de esa edad. 1891. La concepción de las afasias (Estudio crítico): Luego del descubrimiento de las localizaciones cerebrales de Broca y Wenicke, critica sus desarrollos señalando la importancia de los: trastornos cerebrales del lenguaje. 1891. Estudio clínico sobre la hemiplejía cerebral de la infancia (en colaboración con O. Rie) Basado en el estudio del material del primer Hospital público de niños, en Viena, dirigido por Kassowitz, contiene diez capítulos.10 1891. Artículos sobre “Parálisis infantiles “ y “Parálisis”.11 1893. Sobre un frecuente síntoma concominante de la enuresis nocturna en el niño.12 1893. Contribución al conocimiento de las displejías cerebrales de la infancia, en relación con la enfermedad de little”13 :por medio de 53 casos, diferencia cuatro grupos, señalando la importancia de la heredosífilis y de las afecciones familiares y hereditarias de la infancia – de acuerdo a las teorías hereditarias y al concepto de contagio, y en particular aquellas enfermedades relacionadas con la vida sexual humana relevancia de la época de fines de siglo en el campo médico, filosófico y / o ideológico. 1893. Las displejías cerebrales infantiles14 1897 la parálisis en la infancia Condensación de los trabajos publicados en 1891 y 1893, con ampliaciones y modificaciones, diferenciando las parálisis hereditarias de las adquiridas. Freud comienza a señalar un camino, el lenguaje, sus trastornos y los tratamientos psíquicos, en adultos y niños. Junto a las afasias, las parálisis, las enuresis, síntomas que comienza a plantearle enigmas, de la mano de las histéricas que como señalara L. Israël “ ¿Freud se acercó a las histéricas o han sido las histéricas que se acercaron a Freud?” (12). Junto a Berganza, Cipión comienza su correspondencia que hasta sus últimos días, y cada noche él mismo responde, de coloquios escritos y orales, Freud sostuvo así lazos con diversas personas, intercambiando sobre su obra, de aquel intercambio que comenzara en 1871; del coloquio: los “congresos” junto A W. Fliess, y la Academia Española, como señalan E. Roudinesco y M. Plon (1998) “prenunciaba la célebre Sociedad Psicológica de los Miércoles” (13); las sociedades internacionales posteriores, como el Comité secreto. Desde sus inicios en el laboratorio, a distanciarse de ciertas concepciones, su invención del método psicoanalítico, Freud: el primer psicoanalista de niños. Junto a la regla fundamental de la asociación libre, escucha del analista, abstinencia e intervenciones, comienza re-construyendo las escenas infantiles por el tratamiento de adultos, formaciones del inconsciente, intervenciones con el padre de Hans, el lenguaje de los sueños, fantasmas, enigmas neuróticos, complejos, lo enigmático del inconsciente y la sexualidad. El paciente sufre y habla, el inconsciente pulsa e insiste. Los niños sufren, hablan y/o juegan, reglas, técnica, intervenciones, tiempos lógicos de la construcción del psiquismo, las funciones y presencias de los padres, patologías, etc, comienza desde los inicios a interrrogar a sus discípulos. Hermine von Hug – Hellmuth (1871 – 1924) considerada la segunda psicoanalista de niños, a partir de 1913 “se convirtió en miembro de la Sociedad Psicológica de los Miércoles”.15 Aportes al psicoanálisis con niños, tragedias, disidencias, escuelas, comienzan desde sus inicios a conformar ésta clínica, su técncia, intervenciones, etc. Sandor Ferenczi ( 1873 –1933) quien participaba de las mismas reuniones escribe por ejemplo: Consciencia y desarrollo (1900); Psicoanálisis y Pedagogía (1908); El complejo del abuelo (1913); Un pequeño hombre – gallo (1913); Concepción infantil de la digestión (1913); Causa de la actitud esquiva de un niño (1913); La importancia científica de los “Tres ensayossobre la sexualidad” de Freud” (1915); “Dos símbolos típicos fecales e infantiles”; “La psicología del cuento” (1918), “La adaptación de la familia al niño”; “El niño mal recibido y su impulso de muerte” (1929); “Análisis de niños con los adultos” (1931); entre otros trabajos publicados. El concepto “terrorismo parental” y aspectos del ámbito familiar y funciones señalan algunos de sus aportes. Melanie Klein ( 1882 – 1960 ) Psicoanalista inglesa quien se analizó en primer lugar con S. Ferenczi y luego con K. Abraham (1924); por influencia del primero a partir de 1914 comienza a participar en la Sociedad Psiocoanalítica de Budapest, su participación en el movimiento psicoanalítico es de singular importancia junto a las conceptualizaciones que realiza, expone y publica en torno al psicoanálisis de niños.16 Se diferencian tres períodos en la obra kleiniana, en síntesis (14) Sabina Spielrein (1885 – 1942) psicoanalista de los comienzos fue paciente y amante de Jung, formó parte de las reuniones de los miércoles, participó a comienzos del siglo en el debate sobre la esquizofrenia, alrededor de Bleuler, siendo el diagnóstico que le habían señalado en su internación, realiza una tesis “Sobre el contenido psicológico de un caso de esquizofrenia”, presentó luego a Freud su tesis en 1911 acerca de “La destrucción como causa de devenir”, la cual menciona éste último en Más allá del principio del placer (1920), en cuanto ha influido en la construcción del concepto de pulsión de muerte, ésta en un primer momento cercana a los conceptos kleinianos, en 1924 al dirigirse a Rusia, se encuentra ya distanciada puesto que “considera un abuso de transferencia las interpretaciones que Melanie Klein dirige a los niños. Para Sabina hay demasiada influencia pedagógica para ser psicoanálisis” (15). Es posteriormente asesinada por los nazis en suelo ruso junto a sus dos hijas.Fue analista de J. Piaget (1896 – 1980), inicia a Vigotzky, influye en Luria; los cuales han señalado desde diversas perspectivas la importancia del lenguaje.Sabina fue “una testigo privilegiado de la ruptura entre Jung y Freud”. En 1919 se suma a la Sociedad Psicoanalítica de Budapest17 Eugénie Sokolnicka (1884 – 1934), siguió la enseñanza de Jung, se analiza luego con Freud, posteriormente con Ferenczi18. Junto a Sohie Morgenstern ( 1875 – 1940 ) son pioneras del psicoanálisis con niños en Francia, la primera se suicida en la casa de un ex paciente E. Pichon, la segunda se suicida cuando los nazis llegan a París. En 1906, Ferdinand de Saussure (1856 – 1913) en Ginebra, – 6 años de la publicación freudiana de “La interpretación de los sueños”, posterior a “El chiste y su relación con el inconsciente”, la presentación del conocido caso Dora, y de los “Tres ensayos para la teoría sexual” (1905); y contemporáneamente con ensayos y artículos en los cuales el vienés da cuenta de las neurosis, la sexualidad y la importancia del lenguaje – dicta su Curso de lingüística general cuya aparición pública es recién en 1915 por dos de sus alumnos. La lingüística estructural saussureana señala la ruptura epistemológica ( Bachelard ) con los ideales de la gramática normativa y evolutiva, diferenciando: el habla, la lengua, el lenguaje, en particular acerca del signo lingüístico. Aportes junto a los del lingüista Jakobson, que en su “retorno a Freud” J. Lacan señala la primacía del registro imaginario. Período de su enseñanza, señalando (1955 – 1956) “Hablar es ante todo, hablar a otros” (16); marca sus disidencias con el esquema de la comunicación y los aportes saussureanos, afirma la importancia del plano siginificante, del sin sentido y el malentendido humano, a diferencia de ambos autores mencioandos, como años posteriores ratifica ( 1980 ) “el hombre nace malentendido (…) El cuerpo sólo hace su aparición en lo real como malentendido (…)No hay otro trauma del nacimiento que el de nacer como deseado (…) por el ser hablante” (17). Introducción de lo real que descompleta a la estructura del lenguaje, – 1 que implica que no todo puede ser dicho, del lado del paciente, sus padres, también del analista. Los “trastornos del lenguaje” desde el primer seminario que dicta, plantea el llamado Caso Dick y dice: “este niño hasta cierto punto es dueño del lenguaje, pero no habla. Es un sujeto que está allí y que, literalmente no responde” (18), posteriormente al referirse al llamado Caso Roberto dice “ausencia total de habla coordinada”(19). Primeros tiempos de su enseñanza, los trastornos del lenguaje, las patologías en los niños, las psicosis, los fenómenos psicosomáticos y el Otro, primero con minúsculas y luego en 1955- 1956 (Seminario 3) con mayúscula formula, “el inconsciente es el discurso del Otro” (20), estructurado como un lenguaje, con leyes propias, y un vacío irreductible. En 1976 expresa “Es un asunto de enunciación y la enunciación es el enigma” (21). El sujeto escindido implica que el enunciado marca la intencionalidad consciente (cadena significante inferior del grafo del deseo, va del significante a la voz), en cambio, la enunciación inconsciente (parte superior del grafo, del goce a la castración).Así de la ananké somática da paso a un cuerpo deseante, vía al malentendido, a lo imaginario y a quienes ejercen las funciones operatorias primeras. Lo enigmático del inconsciente, pasa por las vías del lenguaje, encerrando un misterio real al cual sólo se puede bordear, por medio de sus formaciones, en el tratamiento con niños y en lo estructurante de la presencia de los padres. Destino trágico de varias psicoanalistas de niños, en los inicios de la práctica europea, de comienzos del siglo XX, una sociedad a diferencia de la actual, que señalaba características de una familia entre guerras mundiales, y campos de concentración, por ejemplo en el film “El niño del tambor de ojalata” para no parecerse a los adultos de su entorno, detener el crecimiento, quedar enano junto a su tambor, que facilitaba no oír dolorosas palabras, ni bombas, ni ver excesos, – entre otras sutilezas del film – se presentan como posibles coartadas ante la crueldad, hasta su juventud que se desanudan ciertas cuestiones con sus padres. Desde la literatura actual I. Kertész (2002) en su obra, por medio del protagonista dice recordar su infancia en una institución, en tiempos del nazismo y reseña las notas por él escritas en los diversos momentos, entre ellas dice “Amigos, nos tocó en suerte una juventud como una enfermedad grave, leo en una de las fichas. Familias, ¡os odio!, leo en otra. Entregarse a la infancia como a la muerte, leo. Ya en mi infancia pensaba a menudo, leo, que el concepto de poder significa en todo caso régimen de terror” a posteriori reflexiona: “hoy ya sé qué ritual presencié en aquella institución paterna sustitutiva del padre: presencié una castración pública, que se produjo para nuestra intimidación y con nuestra colaboración, y da absolutamente igual si lo hicieron de forma consciente o sólo por costumbre, por una simple costumbre pedagógica, por la costumbre exterminadora de la educación exterminadora”. (22) Escribir, tocar el tambor, coartadas de simbolizar aquello que de lo real no simbolizado retornaba en la realidad, junto a otros modos y medios por los cuales el sujeto puede no desfallecer. Tiempos de conceptos como: miedo al derrumbe, vacío (Winnicott); complejo de madre muerta (Green), depresión fría (Krreisier), depreseción esencial (P. Marty) desmantelamiento, entre otros de relevancia, a los actuales, junto a la descripción de los cuadros del D.S.M. IV; se afirma la presencia clínica de niños y adolescentes: deprimidos, aburridos, apáticos, descontentos, desconfíados, desinteresados, hasta abandonados emocional y psíquicamente; mientras ciertas familias se presentan en estado de anomia, y las “fallas tempranas en la constitución del psiquismo” se presentan como más actuales y actuadoras. Inconsistencias de los Otros primordiales para alojar al sujeto, fallas, suplencias, maniobras, que hasta la actualidad se han profundizado, en tiempos del siglo XXI, y el retorno de viejas ideas19 en palabras de Jean Baudrillard (1997):” Cuánto más se pone en evidencia la herencia genética, más desaparece la herencia simbólica. Incluso la dramaturgia edípica deja de funcionar “agrega luego “El niño está, pues, lógicamente condenado a desaparecer(…) en la actualidad, la aceleración general condena a la infancia a una obsolescencia acelerada (…) Llegará a ser, de todas formas, el Otro, pero como Alien, monstruo surgido de la ruptura de la cadena simbólica de las generaciones” (23) Para concluir, Cipión y Berganza, no ladran: hablan, hacen lazo, a través del discurso; Freud de la mirada a la palabra, comienza su escucha, inventa un método, y a partir de allí cada época con sus paradigmas, se presenta en la clínica con niños, desde fines del siglo XIX, al actual cada vez con “menos” adultos – padres, “menos” niños – niños y más interrogantes. Habla y escribe Freud con Silberstein, escribe el protagonista de la obra de I. Kertész, un joven – enano toca el tambor, recursos simbólicos que escasos denuncian la vulnerabilidad de quienes necesariamente deben contar con un Otro que done un lugar, su palabra – no solo necesidades biológicas – su escritura, hacer soporte de su cuerpo en el intercambio de miradas, y su constitución imaginaria. En la clínica de hoy, junto a los niños y adolescentes, en ocasiones de éstas cuestiones se trata, de donar algunas letras, soportar de algún modo un cuerpo, de que puedan escribir, tocar el tambor, acercando recursos que faciliten, o bien salir de alguna trampa a la cual pueden estar sujetados, o alternativas en una época que globaliza la muerte y no privilegia la vida.

“Berganza: (…) vuelvo a decir lo que otra vez he dicho que el hacer y decir mal lo heredamos de nuestros primeros padres y lo mamamos en la leche”

M. Cervantes Saavedra – 1613 (24)

………………………………………………..

Lic. Olga M. Máter

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: 1) Cervantes Saavedra, Miguel (1613)”Coloquio que pasó entre “Cipión” y “Berganza” perros del Hospital de la Resurrección, que está en la ciudad de Valladolid, fuera de la puerta del campo, a quien comunmente llaman los perros de Mahudes”, conocido como Coloquio de perros; pág. 41 en Tres novelas ejemplares Biblioteca Básica Universal (1969) Argentina. 2) E. Jones (1961) Vida y obra de Sigmund Freud en el Capítulo IX: La vida privada (1880 – 1890), págs.158 y 159.Editorial Anagrama Barcelona,(2003) España. 3) L. Breger (2001) Freud el genio y sus sombras, en el Capítulo 2: Infancia y adolescencia, pág. 57, Javier Bergara Editor (2003) Argentina. 4) N. Caparrós (1997) Correspondencia de Freud Tomo 1 La prehistoria del psicoanálisis, pág. 43.De acuerdo a la obra se presenta Freud como Cipión en la carta del 12 / 12 / 1871 y luego el 9 /8 / 1872, para las posteriores de manera corrrelativa firmar sus cartas de este modo. 5) N. Caparrós (1997) Obra citada, Carta a Martha N° 207, págs. 332 y 333. 6) Cervantes Saavedra, Miguel (1613) Obra citada, pág. 42. 7) Cervantes Saavedra, Miguel (1613) Obra citada, pág. 44. 8) Enciclopedia Marín (1966) Tomo 4 Historia págs. 279 a 285 Editorial Marín Argentina. 9) Cervantes Saavedra, Miguel(1613) Obra citada.Señala acerca de: la humilda (pág. 50), ambición (pág. 52), ociosidad (56), honestidad (57), explica Cipión acerca de qué es la filosofía (58), sueños (80), mitología (46,58,59), Ulises (67), la obra El asno de oro (73), Jacob y Moisés (83), los romanos (56,84), sobre la ley sus fallas (58,64,66,67), sobre los besos (70); así como Cipión le dice a Berganza acerca de los besos, Freud le sugiere a Silberstein por correspondencia. 10) Cervantes Saavedra, Miguel (1613), Obra citada pág. 80 y 81. 11) S. Freud, Obras Completas Tomo XXII Los orígenes del psicoanálisis, traducción Ludovico Rosenthal.Sinopsis de los trabajos científicos del Docente privado Dr. Sigmund Freud (1877- 1897) págs. 465 a 475. Editorial Santigo Rueda Bs.As. 1956. 12) L. Israël (1979) El goce de la histérica, pág. 24, Editorial Argonauta, Biblioteca de Psicoanálisis. Barcelona. 13) E. Roudinesco y M. Plon (1997) Diccionario de Psicoanálisis págs. 1001 y 1002. Editorial Paidós (1998) Argentina. 14) Los datos corresponden a la página web: www.psicomundo.com.ar 15) J. C. Volnovich (2003) Sabina Spielrein Expropiación intelectual en la historia del psicoanálisis. 16) J. Lacan (1955-56) Seminario 3 Las psicosis. Editorial Paidós 1987. 17) J. Lacan (1980 –81) Disolución. Clase El malentendido. Inédito. 18) J. Lacan (1953 –54) Los escritos técnicos de Freud. Capítulo 7 Latópica de lo imaginario. Paidós 1988. 19) J. Lacan (1953 – 54) Obra citada, Capítulo 8. 20) J. Lacan (1955 – 56)Obra citada. 21) J. Lacan (1976 Seminario 23 El sínthoma. Clase: 11 – Inédito. 22) I. Kertész (1990) Kaddish por el hijo no nacido Págs. 116 y 131. Acantilado 2001 Barcelona. 23) J. Baudrillard (1995) El continente negro de la infancia págs. 120 y 121, en Pantalla total – Editorial Anagrama 2000. 24) Cervantes Saavedra, Miguel (1616) Obra citada, pág. 53.
error: Content is protected !!